Deja que nuestras cicatrices se enamoren


kinnell_large

Querida extraña

 Presente en la memoria al lado del azul Juniata,

estas cartas al otro lado del espacio supongo

serán todo lo que sabremos el uno del otro.

 

Tan poco de lo que uno es se teje a sí mismo a través del ojo

del vacío espacio.

 

No importa.

El yo es lo de menos.

Deja que nuestras cicatrices se enamoren.

 

Galway Kinnell

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s