El Relato


tale 2

Sin esperarse oculté, bajo la máscara de mis sueños donde aterricé, voluntad que sucumbe ante el atardecer de tus labios.

Cerré mis ojos para no hallarme reflejado en tu mirada, derrotado.

Transitando callejones sin salida aprendí, que  pensaba demasiado y desistí, me escape de mi mente y te hice mi hogar.

Aquí es donde el relato termina pero, apenas mi historia comienza, no puedes estar en paz . . .

Por Aronio Añez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s